965 282 494 tudepa@tudepa.net

      Los pavimento industriales son aquellos que se usan en los procesos constructivos, normalmente para elaborar el suelo y que se colocan sobre una superficie, aunque en otras áreas se colocan para construir caminos o zonas de tránsito.

      Estos pavimentos se establecen en multitud de zonas de una nave industrial o de construcción. Su calidad depende sólo de la construcción en la que se vaya a trabajar.

      Sobre estas premisas se clasifican todos los tipos de pavimentos. Pasamos a continuación a detallarte las características más importantes de los pavimentos industriales.

       

      Características de los pavimentos industriales

      Estos pavimentos son los más resistentes. Por esa razón están enfocados a estas zonas industriales para aguantar el peso de gran maquinaria y el trasiego de muchas toneladas al día.

      El pavimento industrial tiene durabilidad sin requerir de un cuidado a fondo, aunque cuenta con más características.

      Su principal característica en las áreas de industria es que son resistentes al paso de grandes cantidades de peso, como comentábamos con anterioridad.

      El calor que generan las máquinas, usadas en las grandes industrias, podrían dañar el suelo convencional de toda la vida. Por ello, se usa este pavimento, no sólo por el peso de la maquinaria y su aguante, sino por ser el pavimento industrial el más utilizado y confortable para todas las necesidades.

      Además, posee antideslizantes para que todas las personas que se desplazan por las empresas no sufran caídas que puedan generarle problemas de salud a los trabajadores.

      Además, cuentan con una gran resistencia a cualquier tipo de choque, roce, caídas de materiales, fuertes golpes… e incluso suelen evitar la gran suciedad, por lo que si vas a limpiar este pavimento te resultará más fácil realizar una tarea de limpieza.

      En este pavimento es imposible acumular polvo derivado de la actividad industrial, que es bastante sucia, dotando de facilidad y seguridad a todos los movimientos de máquinas y empleados.

      Si se estropeara el pavimento existe la posibilidad de contar con revestimiento que se pueda desmontar, permitiendo trabajar para arreglar únicamente las zonas afectadas, en lugar de todo el pavimento.

       

      Tipos de pavimentos industriales

      Para clasificar de una forma adecuada y correcta estos pavimentos, vamos a establecer tres grandes grupos:

      – Pavimento continuo de resina Export.

      – Suelo decorativo.

      – Pavimento de hormigón.

      Los tipos de pavimentos industriales que aúnan todas estas cualidades son los siguientes:

      Resina Epoxi

      El uso de esta resina es muy importante para reparar e instalar pavimentos continuos. Sus características son claras, ya que cuentan con una serie de ventajas y cualidades que hacen de este tipo de suelos en los más resistentes, confortables, seguros y con gran durabilidad.

      Además de su diseño adecuado, cumplen la normativa vigente sin problemas.

      Placa y bloque de hormigón

      Se suele usar para este tipo algún bloque o placa de hormigón armado. Para darle más versatilidad se trata superficialmente, haciendo que tengan características resistentes y manejables.

      Baldosas

      Las baldosas usadas pueden ser: fundición, para asfaltado, de goma, hormigón… dependiendo del uso que le demos, deberemos elegir una u otra.

      Losetas

      Estas losetas son hidráulicas antideslizantes adecuadas para trabajos industriales, aunque su uso no se ha extendido demasiado al ser un tipo de material más costoso.

      Mantenimiento de los pavimentos en la industria

      El mantenimiento de cualquier pavimento requiere de actuaciones preventivas, limpiezas y mantenimientos especiales en diferentes circunstancias.

      Medidas preventivas

      Para contar con un suelo limpio, lo ideal y primordial es que no se ensucie. Aunque parezca lógico, lo mejor es realizar en la empresa un plan para reducir la suciedad y que el mantenimiento sea reduzca a la más mínima expresión, evitando problemas con este tipo de pavimento.

      Limpiezas de obras

      Cuando se reviste este tipo de pavimento, normalmente se suele levantar una gran cantidad de polvo u otro tipo de suciedad. Para eliminar restos de suciedad hay que realizar una limpieza profunda, llamada limpieza de obra.

      Es un proceso por el que se usa un limpiador intensivo que se puede diluir en agua frotando a mano o con maquinaria el suelo durante diez minutos. Tras este paso sólo hay que fregar el suelo con agua clara y posteriormente dejarlo secar.

      Protección del pavimento

      Tras realizar la limpieza podemos colocar un film que haga que se ensucie menos y que disminuya la adherencia.

      Rutina

      En este caso hablamos del mantenimiento periódico del pavimento, ya bien sea cada tres días, una semana o mes… el tiempo es una decisión de cada empresa. Cuando se limpie hay que escoger los productos adecuados y pasar una mopa antes para quitar el polvo producido por la actividad empresarial.

      Todo sobre el pavimento industrial

      Hemos compartido contigo todo lo referente al pavimento industrial. Ya conoces las ventajas más importantes sobre el mismo: sus usos, los tipos de pavimentos que existen, los beneficios, sus clases...