965 282 494 tudepa@tudepa.net

      En las instalaciones deportivas el buen mantenimiento de los pavimentos deportivos es imprescindible para disfrutar de ellos durante muchos años.

      Cada instalación debe adaptar el mantenimiento a las características propias de su superficie y el uso que se hace de ellas. Además, los fabricantes e instaladores te aconsejarán sobre cómo hacer un mantenimiento adecuado.

      En todo caso, es necesario cumplir con los puntos aplicables de la normativa técnica que esté en vigor. Te damos algunos consejos para un perfecto mantenimiento del pavimento deportivo.

       

      La importancia de la prevención

      Si queremos mantener un pavimento deportivo en perfecto estado, debemos empezar por evitar que se ensucie y se deteriore. Para ello, la primera medida es acceder a la instalación con el calzado apropiado: zapatillas de deporte de suela blanda, chanclas de goma u otro calzado recomendado.

      También es importante colocar alfombras y felpudos para evitar que la suciedad se traslade de unos sitios a otros, a través de la suela de las zapatillas.

      Un tratamiento protector siempre conviene, porque facilita la limpieza y evita el deterioro. Lo puede aplicar la persona encargada del mantenimiento y evita que se adhiera el polvo y la suciedad.

      Además, ofrece más seguridad frente a deslizamientos y deslumbramientos, debido al aspecto mate que proporciona. Para un buen mantenimiento es necesario aplicarlo una vez al año.

      En caso de utilizar la instalación para un evento que no sea deportivo, como conciertos o conferencias, habrá que proteger adecuadamente el suelo con moquetas o vinilos para evitar que se estropee.

       

      El mantenimiento periódico

      La limpieza será diferente dependiendo del tipo de pavimento deportivo de nuestras instalaciones. En los suelos de poliuretano, te recomendamos la siguiente secuencia para mantener un suelo perfecto durante mucho tiempo.

       

      Limpieza diaria o después de cada utilización

      Limpieza superficial. Diariamente y después de la utilización de las pistas conviene pasar una mopa húmeda por toda la superficie, para recoger el polvo, restos orgánicos y otras partículas que puedan adherirse durante la actividad.

      Limpieza de resinas. Determinados deportes, como la gimnasia y el balonmano, utilizan resinas y magnesia para aumentar la adherencia de las manos a los aparatos y al balón. Pero parte del producto acaba en el pavimento de la pista, por lo que es imprescindible eliminarlo cuanto antes.

      Si no lo haces, el producto se va compactando y, con el tiempo, se verá como una mancha grisácea, difícil de eliminar y con un nivel de adherencia distinto al resto del pavimento.

      Operaciones mensuales

      El fregado. Siempre se debe hacer con agua y jabón neutro, sin utilizar detergentes abrasivos. Si la superficie a limpiar es muy grande, te aconsejamos que recurras a una fregadora mecánica, que frota el pavimento con el agua jabonosa sin dañarlo.

      Hay que eliminar todo el agua después de fregar, para dejar el suelo lo más seco posible.

      La inspección del pavimento. Es importante sobretodo cuando el pavimento tiene juntas termosoldadas. Así, detectamos lo antes posible alguna posible grieta que acabe deteriorando la zona de alrededor.

      Si las juntas no se reparan cuanto antes, se irán abriendo debido a la tensión y será más difícil y costosa su recuperación. También es conveniente revisar cualquier deformación que aparezca y que pueda ser indicio de problemas en el firme.

       

      Mantenimiento anual

      – Limpieza con decapado. Existen decapantes específicos para los diferentes tipos de pavimentos, que se utilizan con una máquina rotativa con disco.

      Los decapantes son no abrasivos y levantan los restos de suciedad que hayan podido resistir a las limpiezas mensuales. La máquina debe recorrer la totalidad del pavimento al menos dos veces, la primera para levantar y retirar la suciedad y la segunda, para aclarar y retirar los restos de decapante.

      Aplicación de la capa protectora. Si te has decidido por aplicar una capa protectora, te recomendamos que la renueves una vez al año. Cada pavimento tiene un polímero protector específico para alargar su vida útil.

      Los pavimentos de poliuretano son muy adecuados para las instalaciones deportivas, tanto interiores como exteriores. Se pueden colocar en la propia instalación y en las zonas anexas, si se ajusta el nivel de adherencia al deporte que más se vaya a practicar.

      Presentan una gran resistencia al desgaste y tanto la limpieza como el mantenimiento son fáciles y económicos. Este tipo de pavimentos se puede acomodar sobre suelos ya existentes o sobre superficies de obra nueva.

      También podemos elegirlo con señalización de líneas de juego, logotipos, marcas y colores.

      El mantenimiento y la limpieza de los pavimentos deportivos de poliuretano se realiza fácilmente, con productos de limpieza adecuados en función del uso que tengan.

      Con un buen uso y la protección adecuada, las instalaciones deportivas se pueden mantener en perfecto estado durante mucho tiempo.

      Con los pavimentos deportivos de poliuretano conseguimos integrar la funcionalidad de la superficie con la estética.

      ¿Por qué crees que estos pavimentos son tan apreciados por los deportistas? ¿Qué otros motivos podrían incluirse en este artículo?