965 282 494 tudepa@tudepa.net

      La elección de los pavimentos industriales idóneos para cada tipo de actividad industrial concreta es fundamental para evitar futuros problemas de mantenimiento o reparaciones.

      Generalmente, un pavimento destinado a la industria ha de ser muy resistente, pues va a soportar todas las operaciones, el peso de toda la maquinaria y un gran tránsito diario de vehículos y operarios.

      Tal resistencia tiene también muchas particularidades, pues puede ser que necesites potenciar específicamente la resistencia al impacto, a las altas temperaturas o a la abrasión química, entre otros.

      Otras cualidades imprescindibles son la impermeabilidad y la capacidad antideslizante para evitar accidentes.

      Tipos principales de suelos y características asociadas

      Existe una gran diversidad de pisos industriales equivalente, lógicamente, a la enorme cantidad de operaciones industriales que se realizan.

      En la rama de la química y la farmacéutica, por ejemplo, suele destacar el suelo resistente a la abrasión química, que puede venir causada por el vertido accidental de ácidos y otros solventes.

      Igualmente, la estricta necesidad de higiene total hace necesario un piso completamente liso y sin juntas, que permita una profunda desinfección. En este caso, suelen aplicarse pavimentos de resina de teflón.

      En las empresas que fabrican materiales explosivos o dispositivos armamentísticos resulta indispensable eliminar las cargas electroestáticas, por lo que necesitarás un suelo antiestático para garantizar la seguridad de las operaciones y del personal.

      En laboratorios y zonas donde haya que mantener una limpieza más profunda, puedes recurrir al recubrimiento antipolvo, que es también impermeable y de gran durabilidad.

      Una opción muy práctica y universal consiste en el suelo decorativo, que te aportará una gran resistencia fisicoquímica y durabilidad de 10 años aproximadamente.

      Básicamente, se trata de añadir un pigmento al hormigón que, una vez extendido, nivelado y pulido, proporciona una apariencia continua capaz de prestar un gran servicio.

      En definitiva, se trata de que examines objetivamente tus necesidades específicas para configurar el suelo ideal, capaz de sostener la actividad de tu negocio a largo plazo y siempre con gran fiabilidad de servicio.

      Materiales más populares

      A continuación, hemos preparado una presentación de los tipos más habituales de pavimentos industriales, estrellas dentro del desempeño eficiente y seguro:

      Suelos de linóleo

      Estos pisos tienen como componente fundamental el aceite de linaza al que se le agregan otros materiales como piedra molida. Por lo tanto, resulta un recubrimiento biodegradable que contribuye al empleo sostenible de recursos.

      Como suele ser típicamente requerido por un suelo industrial, es muy resistente, impermeable y antiestático, pudiendo ser colocado en piezas encastadas, en losas o directamente como rollos que se encolan sobre el sustrato.

      Aguanta muy bien los rasguños de diversa naturaleza y te ofrece infinitas posibilidades de acabado, presentando, además, un precio altamente competitivo. Un dato que debes tener en cuenta es que no es excesivamente resistente a cargas pesadas, lo que lo hace más adecuado para actividades de logística más ligera.

      Suelos de vinilo

      Este tipo de pavimentos es extraordinariamente popular por su gran adaptabilidad, inmejorable servicio y por la nada desdeñable posibilidad de ser 100 % reciclado.

      Por otro lado, te van a permitir una instalación sumamente sencilla y rápida, con lo que constituyen una solución muy competitiva y cómoda.

      Además, nos complace comunicarte que la lista de virtudes no acaba aquí, pues este tipo de suelo te va a exigir un mantenimiento muy fácil, que solo precisa de agua y jabón neutro.

      Un pavimento sobresaliente dentro de este apartado lo constituye la resina epoxi que, al no incluir solventes, resulta idóneo para las industrias alimentarias.

      El caso de la resina de poliuretano va todavía más allá del anterior en cuanto a prestaciones, siendo incluso más resistente en lo que respecta a sus propiedades físicas, químicas y térmicas. Todas estas cualidades lo convierten en inmejorable alternativa a la loseta antiácida de precio más elevado.

      Sintetizando, estamos hablando de superficies que cumplen todos los requisitos legales asociados a las complejidades y estrictos requerimientos de cada actividad particular y que te van a prestar un servicio altamente seguro, de extensa vida útil y con gran garantía en cuanto a sus cualidades de resistencia.

      Por último, tendrás a tu alcance una infinita posibilidad de personalización en los aspectos de acabado y tonalidades, con lo que podrás conseguir que tus naves industriales incorporen la más alta gama de pavimentos, dotándolos además de una belleza que los haga clave para lograr confortables lugares de trabajo.

      En resumen, los pavimentos industriales son parte trascendente del rendimiento operativo de tu negocio y su correcta elección y disposición va a ser una inversión amortizada por muchos años de servicio impecable con una apariencia elegante.

      En Tudepa te invitamos a que nos hagas llegar tus dudas, comentarios o preguntas a través de nuestra web. Nuestro equipo de especialistas te asesorará para acercarte al versátil mundo de un eficiente suelo pensado para satisfacer tus requerimientos funcionales y estéticos.